sábado, 26 de abril de 2014

Tiempo al tiempo.

Siempre deseamos que sucedan las cosas pero si realmente no hacemos nada por qué sucedan, ¿ por qué esperas? Las cosas no caen del cielo, no te la regalan porque se te antoje, tienes que luchar por lo que quieres y tienes que apostar. Que si, que entiendo que si luego no lo consigues consigues un fracaso pero no le mires como tal , miralo como una lección como aquello que no estaba para ti, que llegará una cosa mejor, algo que sea realmente para ti, que te haga feliz y que no te haga contar los días si no que los días cuenten.
Realmente, se que es difícil todo esto de pensar que algo que no sale no es un fracaso si no una lección, lo sé por experiencia, soy la persona más negativa, soy la que con cualquier cosa se viene abajo y que si tiene un fracaso para ella será un fracaso hasta llegar a lo más bajo de su propia autoestima pero mira aquí estoy, y sin embargo soy la persona más risueña con cualquier cosa me río y soy feliz, eso sí quizás sea muy vulnerable, quizás sea como la mayoría de las mujeres que con cualquier cosa se ilusiona y a la mínima le parten el corazón.
Y a pesar de que llevo varios días bastante bien, bastante contenta ahora hay algo que me ronda la cabeza y claro a lo mejor no es para estar como estoy, no es para rayarme ni nada por el estilo pero es que no lo puedo evitar, es que pienso en que pasará de aquí a dos meses y que si esa visita condicionará todo esto y pues me deja un poco... un poco... es que ni siquiera se cómo describirlo, yo creo que la palabra exacta es que me deja un poco inquieta porque sólo se lo que veo, no tengo más datos ni nada, es como los personajes de los libros que sólo se ciñen a los hechos porque no son omniscientes y no pueden esta en la mente de los demás. Pues así me siento yo, siento que sólo tengo seguro lo que veo y pues ahora mismo no es lo más agradable, sólo me queda esperar...

No hay comentarios:

Publicar un comentario